Empezar la universidad implica, en muchos casos, un cambio muy importante para los estudiantes que deciden cursar sus estudios fuera de casa. Por vez primera abandonarás tu hogar de siempre para comenzar una vida independiente en una residencia universitaria o en un piso de estudiantes. Son muchas las ilusiones que hay en esta etapa y se trata de una experiencia que hay que disfrutar al máximo, ¡no cabe duda! Ahora bien, como seguramente sea la primera vez que te emancipes, es importante que tengas en cuenta algunas cosas antes de que hayas ido, como es la lista de cosas que llevar a una residencia universitaria o a un piso de estudiantes. En este artículo respondemos al interrogante de qué llevar a un piso de estudiantes o residencia. ¡Presta atención a nuestras recomendaciones!

Ordenador, portátil y equipo informático

Lo más importante de todo y lo que no puede faltarte nunca en la lista de cosas que llevar a una residencia universitaria es tu ordenador. Este es tu herramienta de trabajo principal para estudiar y hacer los trabajos, por lo tanto, es más que obvio por qué resulta tan importante. Así mismo, recuerda traerte el resto de materiales que forma parte de tu equipo informático y que necesitarás para trabajar, como es el mouse, los altavoces, el disco duro y los pendrives.

Material de estudio

Al responder al interrogante de qué llevar a un piso de estudiantes o a una residencia, será fundamental que lleves contigo también el material de estudio. Pero ¿a qué nos referimos exactamente?

  • Mochila.
  • Estuche.
  • Bolígrafos, lápices, subrayadores, sacapuntas y bolis correctores.
  • Carpetas.
  • Libretas.
  • Libros académicos.
  • Hojas de papel.
  • Agenda.

Con todo ello, tendrás a tu alcance todo lo que necesitas para poder sobrevivir a tu primer año académico en la universidad y, no solo eso, sino también para contar con los medios necesarios para estudiar y aprobar con buena nota.

Ropa de vestir

Por supuesto, no es necesario que te lleves toda la ropa de tu habitación. De hecho, en la mayoría de los casos, no contarás con el espacio suficiente para poder guardarla en nuevo cuarto —mucho menos, si este es compartido—. Nuestra recomendación es que te lleves solo la ropa para cada temporada y que la vayas renovando conforme vaya cambiando el clima. Así te resultará mucho más fácil encontrar la prenda que estás buscando y equiparte con tu outfit para ir a clases. Por supuesto, no te olvides de incluir en tu equipaje las puestas de ropa interior para toda la semana.

Ropa de cama

Sobre todo, si te vas a un piso de estudiantes ya que en la lista de cosas que llevar a una residencia universitaria la ropa de cama no suele ser necesaria —puesto que es la propia residencia la que se encarga de proporcionártela—. Cuando hablamos de ropa de cama nos referimos, sobre todo, a las sábanas y mantas —y a los cubrecolchones—. Es posible que también necesites llevarte una almohada y un cojín para dormir más cómodo/a en la que, durante cuatro años, será tu nuevo hogar. Asegúrate de preguntar a tus nuevos compañeros o caseros si esta está incluida en la habitación —en cualquier caso, nunca estará de más contar con un repuesto para cuando tengas que hacer la colada—.

Productos de higiene

Los productos de higiene son esenciales a la hora de responder a la pregunta de qué llevar a un piso de estudiantes. Como es obvio, estos no pueden faltar en tu maleta ya que los vas a necesitar a diario. No te olvides, así mismo, de comprar un neceser para dejarlos en él. Sobre todo, si no tienes suficiente espacio en el cuarto de baño —ten en cuenta que compartirás el lugar con otros estudiantes y siempre será mejor tener las cosas ordenadas para que haya más espacio—.

Sartenes y ollas

Quizá, ahora te parezca una tontería pero, independientemente de que el piso de alquiler para estudiantes esté equipado con ellas o no, el truco de tener tus propias sartenes y las ollas te salvará de más de un apuro. Sobre todo, cuando llegues a casa cansado de estudiar y tengas que prepararte algo para comer, pero te des cuenta de que no puedes hacerlo porque todos los utensilios comunes están sucios. Contar con tu repuesto de sartenes y ollas —aunque sea una de cada— te salvará en más de una ocasión, ¡te lo decimos por experiencia! Y es que, aunque no sea lo habitual, hay ocasiones en los utensilios comunes pueden quedarse sin fregar, por supuesto, todo depende de tus compañeros y de lo organizados que sean.

Tu afición, siempre contigo

Las aficiones, los gustos y la forma de ser son lo que nos definen. Las personas se identifican más con unos que con otros en base a ello. Los gustos y las aficiones dicen mucho de nosotros y de cómo somos; de lo que nos gusta y de lo que hacemos. Por ejemplo, puedes llevarte tu guitarra para continuar con tu afición por la música —en caso de que te guste tocar este instrumento—. También, puedes optar por llevarte tu equipación deportiva y el material para practicar tu deporte preferido, puedes llevarte tu cámara de fotos —si es que te gusta la fotografía—, tu mesa de música DJ… Continuar practicando tus aficiones lejos de casa te hará sentir mejor y te animará en aquellos momentos de bajón en los cuales necesites una distracción.

Objetos de decoración

Cuando hablamos de la lista de cosas que llevar a una residencia universitaria siempre incluimos los objetos de decoración. La razón es porque estos lugares suelen ser muy fríos y neutros y necesitan algo para distinguirse. Algunos objetos de decoración, como un poster en la pared, un marco de fotos con nuestra familia o amigos, una bola del mundo o alguno de nuestros libros preferidos —o de los que tenemos a medias— darán a tu habitación una nueva imagen mucho más confortable y personalizada ¡Y eso hará que te sientas más a gusto!