Qué es una revisión sistemática y cómo hacerla en tu TFG

Fecha de última actualización:

Existen varios tipos de TFG, dependiendo del formato que se deba seguir, así como de la disciplina para la cual se realice. Uno de los modelos de TFG más populares en las ramas científicas, como la medicina o las ciencias del deporte, es el de revisión sistemática. Este tipo de trabajos tiene unas condiciones específicas, las cuales pueden resultar complejas para muchos estudiantes que se topan por primera vez ante este tipo de proyectos y no tienen muy claro la metodología que deben seguir.

En este artículo vamos a explicarte exactamente qué es una revisión sistemática y los pasos para hacer una revisión sistemática que debes seguir. Te recomendamos que leas este artículo para resolver todas tus dudas.

¿Qué es una revisión sistemática?

Para responder a qué es revisión sistemática debemos tener en cuenta lo siguiente: una revisión sistemática TFG consiste básicamente en un estudio de otros estudios. Es decir, se trata de un trabajo académico que tiene como fin recopilar la evidencia que se ha publicado sobre un determinado tema para alcanzar unos objetivos muy concretos. Es decir, para responder a una pregunta inicial que planteamos y sobre la cuál se enfoca nuestro trabajo.

Si entramos en más detalles sobre qué es revisión sistemática y cuáles son sus funciones, debemos tener en cuenta lo siguiente. Es una herramienta que permite sintetizar la información científica disponible a través de los estudios originales individuales o primarios. En ella se revisan aspectos cuantitativos y cualitativos con el fin de resumir la información sobre un tema en concreto y para aportar una respuesta específica.

La revisión sistemática en TFG —así como en cualquier otro proyecto— sirve para:

  • Sintetizar la información disponible.
  • Reforzar las conclusiones, incrementando su validez.
  • Identificar áreas de incertidumbre, vacíos en los cuáles falta información. Por ejemplo, cuando hay evidencias contrapuestas respecto a la utilidad real de algo (motivo por el cual puede incitarnos a llevar a cabo una investigación para poder proporcionar una respuesta específica).
  • Responder a una pregunta de investigación.

Diferencias entre una revisión sistemática de TFG y una revisión bibliográfica

Acabamos de ver qué es una revisión sistemática, ahora bien, qué diferencias hay con respecto a la revisión bibliográfica. Aunque tienen muchas cosas en común, las revisiones sistemáticas se diferencian de las bibliográficas en su enfoque metodológico —siendo el apartado de metodología el más importante en las revisiones sistemáticas—. Aunque la revisión bibliográfica también recoge información sobre un tema en concreto para analizarlo en profundidad, no consigue llegar a objetivos tan concretos como la sistemática.

Pasos para hacer una revisión sistemática

La clave de una revisión sistemática es la metodología. Para poder comenzar con los pasos para hacer una revisión sistemática es fundamental establecer unos criterios que determinarán qué artículos se van a tener en cuenta y cuáles no —y por qué motivo—. Ello garantizará que los resultados finales sean mucho más meritorios y fiables. Recuerda que en la revisión sistemática TFG el rigor de los resultados es el que determinará la mayor parte de la nota. La revisión sistemática debe ajustarse en todo momento al protocolo para llevar a cabo la selección de los estudios y debe plantear una pregunta de investigación que se responderá con esta información.

Pregunta de investigación

La revisión sistemática debe partir siempre de una pregunta de investigación. Dependiendo de cuáles sean nuestros objetivos, así como nuestra disciplina, podremos optar por llevar a cabo una revisión sistemática o una revisión bibliográfica. En el caso de la primera —la que nos incumbe en este artículo— hay que tener en cuenta que la pregunta de investigación es el aspecto concreto sobre el cual se centra el estudio. Para formular dicho interrogante es conveniente utilizar la metodología PICO que delimita los componentes que deben abordar el trabajo:

  • Población sobre la que se estudia.
  • Intervención o aspecto en el que se indaga.
  • Comparación con otras investigaciones.
  • Resultados que esperas alcanzar.

Ten en cuenta que la pregunta debe ser clínicamente relevante. Asegúrate, así mismo, de valorar si tienes los suficientes recursos y el tiempo necesario para realizar la investigación.

Establecer un protocolo

El protocolo servirá para delimitar que informaciones se tienen en cuenta y cuáles no (estudios originales individuales). Este protocolo especificará el plan detallado de cómo se abordará el problema. En él se deben recoger los siguientes aspectos:

  • Información detallada sobre los métodos a utilizar.
  • Objetivos que persigue el proyecto.
  • Método de extracción de datos.
  • Criterios de elegibilidad del estudio de la información o cribado de los estudios.
  • Análisis que se realizan con los datos obtenidos.

En este punto se debe incluir los métodos para cribar estudios, como —por ejemplo— realizando una primera búsqueda teniendo en cuenta los resúmenes y una segunda ronda para valorar el texto completo de los estudios que han sido seleccionados.

Búsqueda bibliográfica

Este es uno de los pasos para hacer una revisión sistemática más importantes. Este punto de la metodología del proyecto sirve para buscar los estudios relevantes sobre el tema a través de bases de datos específicas —todo ello, establecido en el protocolo—. Es recomendable utilizar información corporativa e investigaciones realizadas por expertos o profesionales con renombre en el ámbito de estudio. Durante esta parte del trabajo —la más gruesa— se debe cumplimentar de manera paralela un documento que registre información detallada sobre el proceso. Los gestores bibliográficos son de gran utilidad en estos casos. Lo que debe recopilar este documento es:

  • Las bases de datos consultadas.
  • Las fechas en las que se realizaron las búsquedas por primera vez.
  • Número de resultados obtenidos.
  • Estrategias de búsquedas utilizadas —términos de búsquedas, palabras clave…—.

Evaluación de los estudios

La evaluación de los estudios sirve para saber si la calidad metodológica está funcionando y si los estudios cumplen con los criterios que se habían previsto mantener. Esto nos servirá para evaluar el riesgo de sesgo en los estudios incluidos.

Extracción de los datos

Para ello será necesario crear un formulario de extracción de los datos. Será conveniente la creación de tablas, realización de figuras y presentación de los resultados en el texto.

Interpretación de los resultados

En este punto final lo que debes hacer es considerar las limitaciones del trabajo, así como la solidez de la evidencia, las implicaciones futuras que pueda tener y los efectos económicos. En este caso es conveniente tener en cuenta:

  • La evaluación de la calidad en su conjunto: con tablas que miden los niveles de calidad de las pruebas, factores que pueden disminuir o aumentar el nivel de calidad…
  • Aspectos de la aplicabilidad: como la función del revisor, la variación biológica, variación en el contexto y la cultura…
  • Interpretación de los resultados: en base a los intervalos de confianza y otros datos estadísticos.
  • Interpretación de los resultados dicotómicos.
  • Interpretación de los resultados.
  • Conclusiones.
5/5 - (1 voto)